¿Cómo debe traducirse la Biblia?
¿Qué traducción de la Biblia es mejor?


Contenido
Perspectiva general
Cuestiones tocante a la traducción de la Biblia
"Equivalencia" ¿qué significa y cuales son las diferentes clases?
Métodos de traducción
Cómo seleccionar una traducción de la Biblia
Mis recomendaciones

Perspectiva general
comienzo de la página | Tema previo | Tema siguiente

La traducción de la Biblia ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de los métodos eficaces de traducción. Y no es de maravilla. Para la fecha de enero de 2003, se ha traducido la Biblia en más de 2300 idiomas diferentes (completo o en parte), y la obra de preparar traducciones de la Biblia comenzó hace más de 2200 años (si comenzamos a contar a partir del tiempo en que fue hecho la traducción de la Septuaginta [ LXX ]). ¿Qué está envuelto en preparar una traducción, y cómo podemos determinar si una traducción es buena?

La traducción es el proceso de tomar texto en un idioma (el idioma original) y reproducir su contenido en un segundo idioma (el idioma receptor). Aunque en concepto parece sencillo, es fácil tener algunas ideas incorrectas con respecto al proceso.

Hay que producir nuevas traducciones de la Biblia regularmente puesto que todos los idiomas vivos están en un proceso de cambio constante. Muchos eruditos creen que en la actualidad los idiomas están cambiando tan rápidqamente que necesitamos nuevas traducciones cada 50 años.

Cuestiones tocante a la traducción de la Biblia
Top of Page | Prev Item | Next Item

A los que solamente hablen una sola lengua o que no conocen los procedimientos para hacer una traducción, puede parecerse cosa fácil traducir de un idioma a otro. Aparecería ser meramente asunto de buscar las palabras en un diccionario y de substituirlas por el equivalente correspondiente en el otro idioma. Aunque se ha hecho algunas traducciones a base de eso, los resultados no han sido muy favorables. La razón porque no funciona es que los idiomas no son diferentes solamente con respecto a las palabras, sino que también reflejan diferencias profundas y radicales en el punto de vista, concepto del tiempo, y construcción gramatical. Además, generalmente las palabras no tienen una correspondencia directa entre los idiomas, incluso cuando son parte de la misma familia de idiomas.

La mayoría de los traductores concuerdan en que hay dos aspectos a cualquier información escrita o verbal. El primer es la forma que toma la información (conocido como la "estructura superficial"), y el segundo es su significado (designado como la "estructura profunda"). Cada idioma tiene su propio formato para la forma de la información. Sin embargo, en la mayoría de los casos no es la forma de la información que tiene que ser transferida en el proceso de la traducción, sino solamente su significado.

Jerónimo (el traductor de la Vulgata Latina) generalmente creyó en traducir pensamiento por pensamiento, pero mostró más cuidado en cuanto a la traducción de la Biblia. Él escribió: "Porque no solo confieso, pero proclamo libremente que, al traducir del griego (con la excepción de traducir las Santas Escrituras, en las cuales hasta el orden de las palabras es un misterio), traduzco sentido por sentido, no palabra por palabra". Las traducciones modernas corren la gama entre los que intentan dar al lector un sabor del estilo de escritura del escritor original por medio de guardar tan cerca como sea posible el orden original de las palabras, a las que intenten crear en la mente del lector de la traducción la misma respuesta mental y emocional que tuvo un lector de la original. Algunos creen (por lo menos en lo que tiene que ver con la traducción de la Biblia) que el traductor debe hacer el lector partícipe en el proceso de la traducción por medio de suministrarle información sobre lo que fue escrita, pero dejando al lector la tarea de determinar lo que fue el significado. Tengo que admitir que mientras he observado la reacción de los lectores a las diferentes clases de traducciones, mis propias opiniones han cambiado. En el campo de la traducción de la Biblia he llegado a la conclusión que no basta con una sola clase de traducción.

Antes de dar consideración a mis recomendaciones, repasemos primeramente las diferentes clases de traducciones disponibles.

"Equivalencia", ¿qué significa y cuales son las diferentes clases?
Top of Page | Prev Item | Next Item

En muchos casos hay una correspondencia directa entre las palabras en un idioma con las de otro. Por ejemplo, una "casa" es una "casa"; una "puerta" es una "puerta", etc. Un porcentaje grande de palabras se encuentra en esta categoría. Sin embargo, hay muchas palabras para las cuales no existe ninguna equivalencia directa. Todas las traducciones contienen equivalencias tanto "formales" como "dinámicas".

Equivalencia formal:Aquí es donde se usa consecuentemente una palabra (o palabras) equivalente para traducir una palabra o frase del original. También se esfuerza hasta el grado posible por mostrar la manera en la cual el autor original escribió. Esta clase de equivalencia puede ser plagada por el uso excesivo de palabras obscuras y raramente usadas y que no comunican nada al lector, y por su naturaleza a menudo tiene que pasar por alto información implícita que no se declara explícitamente.

Equivalencia dinámica: En esta clase de traducción el traductor utiliza grupos de palabras que son más grandes que una palabra o una frase individual para producir un texto traducido que es simple, directo, y fácil de leer. Esta teoría de traducción se propuso y ha sido extensamente desarrollada por Eugene Nida, quien ha preparado mucha material para las Sociedades Bíblicas Unidas sobre la traducción. Él también ha escrito dos obras excelentes sobre la traducción - The Theory and Practice of Translation (la teoría y la práctica de la traducción) y Toward a Science of Translating (En dirección a una ciencia de traducción). La definición de la 'equivalencia dinámica' que se da en estas publicaciones dice en parte: La "equivalencia dinámica" es la "cualidad de una traducción en la cual el mensaje del texto original se ha transmitido al idioma recibidor (del lector) de tal forma que la reacción del recibidor (el lector) esencialmente es como la del los recibidores (lectores) originales. Frecuentemente, la forma del texto original se ha cambiado; pero mientras el cambio sigue las reglas de transformación de vuelta al idioma original, las reglas de ser consecuente con el contexto, y las reglas de transformación en el idioma recibidor, el mensaje se preserva y la traducción es fiel al original". [¿Captó usted todo eso?] Con esta clase de traducción el lector es más dependiente en la interpretación del traductor que puede, en su inocencia, no decir lo que el autor original quiso decir.

Métodos de traducción
Top of Page | Prev Item | Next Item

Interlineal: Esta es donde el texto original se muestra en una línea, e inmediatamente debajo de cada palabra se encuentra su traducción. La traducción puede ser un equivalente formal o dinámico. (Véase la sección en cuanto a "equivalencia" para más detalles.)

Traducción literal: Esta es una traducción "palabra por palabra" que sigue al grado posible la forma del texto en el idioma original. Porque los idiomas difieren en su estructura y su manera de componer los pensamientos, puede parecer poco elegante y hasta pesado su estilo. El traductor tiene que determinar cuán literal puede ser sin perder el sentido del texto. Una traducción literal requiere consecuencia, que generalmente quiere decir que cada vez que aparece en el documento original una palabra (o frase), debe ser traducida por la misma palabra (o frase) en la traducción. El beneficio de una traducción literal es que da al lector un sentir de cómo se usaban las palabras en el documento original. También se queda lejos de interpretar el material, sino que deja que el lector lo haga.

Traducción Idiomático: Esta es una traducción donde el significado del texto original se rinde en la segunda lengua en su forma natural. Se observan reglas definidas para transformar y conservar el significado del texto original mientras que se esfuerza por producir un texto que lee como si fuera escrito originalmente en la segunda lengua. Una buena traducción idiomática combinará a menudo equivalencias formales y dinámicas.

Traducción parafraseada: El enfoque de la traducción parafraseada es comunicar al lector de la traducción el mismo mensaje con el mismo impacto que tendría para un lector del documento original. En este respeto no es obligado por las reglas de ningún tipo de "equivalencia". Esta clase de traducción es mucho más interpretativo y pone una responsabilidad más pesada sobre el traductor. El prólogo de la versión Living Bible en inglés dice al respecto: "Cuando las palabras del escritor no se traducen exactamente como están en los idiomas originales, hay la posibilidad que el traductor, por más honrado que sea, dé al lector [de la traducción] un significado que el escritor original no quiso comunicar". Las versiones parafraseadas a menudo son interesantes y fáciles de leer, y por eso popular. Pero al usarlas, siempre hay que ejercer cautela. Para una lectura rápida, para recibir el sentido general de algún pasaje de la Escritura, pueda que tengan valor. Sin embargo, tenga cuidado en tomar por correcto y exacto lo que lea en detalle.

Cómo seleccionar una traducción de la Biblia
Comienzo de la página | Tema previo | Tema siguiente

Antes que nada, es necesario determinarse cómo será utilizada la traducción. ¿Será utilizado por un nuevo lector? ¿Se utilizará para la lectura general? ¿Se utilizará para el estudio? ¿Servirá como base para una traducción en otro idioma? Todas estas situaciones son diferentes, y en muchos casos indicarán la necesidad para una clase diferente de traducción.

Aquí están algunas pautas que he encontrado útiles para hacer una selección:

Mis recomendaciones
Comienzo de la página | Tema previo | Tema siguiente

A base de los puntos susodichos, he encontrado que la Traducción del Nuevo Mundo sobresale para mi estudio personal de la Biblia, especialmente la edición con referencias y notas a pie de la página. Además, regularmente consulto las siguientes traducciones en español (alistados en orden de preferencia): Biblia de Jerusalén, Nacar-Colunga y a veces Versión Popular. Para estudio profundo, también utilizo una Biblia interlinear buena, como el Kingdom Interlinear o Word Study Greek New Testament por McReynolds (en inglés).


Este sitio se actualiza por:
Biblia-Griega.Org. Derechos reservados.