Historia de los manuscritos de la Biblia y las traducciones al español

Contenido
Un resumen breve de los manuscritos bíblicos
Una historia breve de la Biblia en español

Un resumen breve de los manuscritos bíblicos
comienzo de la página | Tema previo | Tema siguiente

Escrituras hebreas

Hasta mediados de este siglo, la fuente principal de los manuscritos más antiguos del texto hebreo eran los manuscritos producidos por los masoretas, un grupo de escribas judíos que se esforzaron por preservar el texto hebreo. Estuvieron en Europa desde el siglo 6 hasta el siglo 10. Su nombre se deriva de la frase hebrea ba·`aléh ha·ma·soh·ráh, que significa "los Maestros de la Tradición". Eran sumamente concienzudos en sus esfuerzos por preservar el texto original - hasta contaban las letras en una copia nueva para asegurarse de que fuera exactamente como el original. Algunos de los manuscritos hebreos más importantes incluyen:

En 1947-48, un pastor árabe encontró los Rollos del Mar Muerto en unas cuevas en Qumrán en la zona del Mar Muerto. Representan porciones significantes de la Biblia Hebrea en el hebreo, especialmente porciones del Pentateuco (los primeros cinco libros de la Biblia), los profetas mayores, y los Salmos. También contienen copias de la Septuaginta (vea abajo). Estos manuscritos se fechan entre el año 100 a.E.C. y el año 100 E.C. Esto significa que son unos mil años más antiguos que el texto masorético. Sin embargo, las diferencias entre ellos son menores, lo cual aumenta nuestra confianza en la transmisión del texto de la Biblia.

Otras familias importantes de textos que frecuentemente consultan los traductores son la Septualginta, una traducción al griego de las Escrituras Hebreas que se empezó alrededor del tercer siglo a.E.C. y se terminó en el segundo siglo, el Pentateuco Samaritano, el Peshitta Siriaco, los tárgumes arameos, y la Vulgata latina. La Septuaginta se usaba ampliamente entre los judíos en el tiempo de Jesús, y la mayoría de las 320 citas directas de las Escrituras Hebreas y unas 570 referencias a ellas que se encuentran en las Escrituras Griegas se tomaron de la Septuaginta. Manuscritos importantes de la Biblia Hebrea en griego son:

La Segunda Biblia Rabínica de Jacob ben Chayyim [1524-25] era el estándar en hebreo hasta el siglo 19. En el siglo 19, Benjamin Kennicott and J.B. de Rossi publicaron lecturas variantes de centenares de manuscritos. S. Baer produjo un texto maestro también. Más recientemente, C.D. Ginsburg produjo un texto maestro que fue introducido en 1894 y del cual se hizo una revisión final en 1926. Rotherham y Margolis usaron este texto maestro para sus traducciones. En 1906, Rudolf Kittel introdujo su Biblia Hebraica. La mayoría de los doctos usan como texto maestro para sus traducciones o la Biblia Hebraica de Kittel o su versión más moderno, conocida como la Biblia Hebraica Stuttgartensia.

Escrituras griegas

Comparados con los manuscritos de las Escrituras Hebreas que son centenares de años más recientes que las obra originales, algunos de los manuscritos de las Escrituras Griegas fueron preparados solo unas décadas después de las obras originales. Actualmente hay más de 5.000 mil manuscritos en griego (algunos dicen 6.000 mil) que contienen o una porción o todas las Escrituras Griegas, y más de 8.000 mil manuscritos en otros idiomas. Esto representa diez veces más manuscritos que cualesquier otras obras de la literatura griega clásica. Algunos de los manuscritos y papiros más importantes incluyen:

En 1516, el docto holandés Desiderio Erasmo publicó la primera edición de su texto griego maestro. Ediciones posteriores de esta obra, publicadas en 1519, 1522, 1527 y 1535, rindieron un texto mejorado. Este texto maestro fue usado por Martín Lutero, William Tyndale, y Antonio Brucioli para sus traducciones. Robert Estienne, o Estéfano, publicó un texto griego en 1550, que llegó a conocerse como el Textus Receptus (o "texto recibido"). La revisión por Valera se basó en el texto de Erasmo. Pero, tanto Estéfano como Erasmo no tuvieron a su disposición manuscritos de algún antigüedad, solo manuscritos que se habían producido recientemente. Sin embargo, a medida que se hicieron disponibles manuscritos antiguos, los doctos los estudiaron cuidadosamente, y se hizo disponible a traductores un texto griego más exacto. J.J. Griesbach publicó un texto griego sobresaliente, la mejor edición del cual se publicó en 1796-1806. Otros textos excelentes incluyen los de Konstantin von Tischendorf (1872) y Hermann von Soden (1910). Un texto griego excelente es el de Westcott y Hort (1881) que muchos traductores al inglés han usado. También se destacan los textos griegos por los doctos católicos jesuitas José M Bover (1943) y Augustinus Merk (1948). La mayoría de las traducciones recientes se basan en el texto griego de Nestle-Aland (27 ediciones) o el de la Sociedades Bíblicas Unidas (4 ediciones).

[Para repasar las cuestiones que tienen que ver con establecer el texto verdadero de la Biblia, sigue este enlace a un repaso del criticismo textual.]

Aunque, sin duda, hay variaciones en todos los manuscritos, son de poca importancia. Ninguna doctrina cristiana solo depende de un texto que sea cuestionado. Después de hacer una investigación extensa sobre el asunto, sir Frederic Kenyon escribió: "El cristiano puede tomar la Biblia completa en su mano y decir sin temor ni vacilación que está sosteniendo la verdadera Palabra de Dios, transmitida sin equivocaciones fundamentales de generación en generación a lo largo de los siglos".

Una historia breve de la Biblia en español
Comienzo de la página | Tema previo | Tema siguiente

Historia temprano - España tiene una historia rica en cuanto a la Biblia. Por siglos era el libro de mayor distribución. Estuvo disponible en latín y, por varios siglos, hasta en la lengua gótica. De hecho, se ha informado que durante la Edad Media "la Biblia como fuente de inspiración y autoridad, como norma de fe y conducta, era más conocida y estimada en España que en Alemania e Inglaterra." También, cuando el idioma español empezó a desarrollarse, se tradujo la Biblia en romance o el español antiguo.

La Biblia Alfonsina - El rey del Castilla, Alfonso X, el Sabio, en su obra Historia General incluyó una versión completa de la Biblia en Romance en el año 1280. Una copia del ella todavía existe en la Biblioteca de El Escorial. Tiene la distinción de ser la primera versión completa traducida en un idioma moderna.

La Biblia de la Casa de Alba - En el año 1418 el duque de Alba hizo arreglos con el rabí Moisés Arragel para que hiciera una nueva traducción de las Escrituras Hebreas. Tomó 12 años para completar la obra. Salió en 1430.

Los Reyes Católicos - Pero, para el tiempo de la reina Isabel y el rey Fernando todo eso cambió. En 1478 se instituyó la Inquisición española y se hizo un esfuerzo vigoroso de erradicar a la Biblia y los que la leían de España. Las copias de la Biblia fueron destruidas y los que la leían fueron perseguidos y hasta ejecutados. Desde este punto en adelante, la historia de la Biblia en español tiene lugar fuera de España.

Francisco de Enzinas - Enzinas fue hijo de un rico terrateniente español quien empezó a traducir las Escrituras Griegas al español mientras todavía un estudiante joven. Esto fue a principios de los años 1500. Se imprimió su primera edición en los Países Bajos en 1543. Él trató de obtener la autorización del emperador Carlos I para distribuirla en España. Enzinas fue encarcelado por la Inquisición debido a eso, pero después de dos años logró escaparse. Pocos años después publicó una edición revisada en Venecia, Italia. Julián Hernández logró introducir secretamente unos ejemplares de esta Biblia en España, pero fue prendido y ejecutado junto con los que estudiaron la Biblia con él.

Casiodoro de Reina - (c. 1520-1594) Reina, un ex monje, fue un socio de Julián Hernández, pero fue uno de los pocos que logró escaparse. Huyó a Inglaterra, pero la Inquisición puso precio a su cabeza. No pudo quedarse en Inglaterra y entonces buscó refugio en Francfort, Alemania. De allí fue a Francia, Holanda, y finalmente a Suiza. Durante todo eso, siguió traduciendo la Biblia al español. Su Biblia fue impresa en Suiza en 1568-1569 con una tirada de 2600 ejemplares, la mayoría consumidas por las llamas de la Inquisición.

Cipriano de Valera - Valera también fue un ex-monje y socio de Julián Hernández que escapó de la Inquisición en España. El trabajó en revisar la traducción de Reina. Su revisión fue publicada en Amsterdam, Países Bajos, en 1602. La traducción Reina-Valera de la Biblia en sus versiones revisadas ha resultado ser la que se usa más extensamente entre los protestantes hispanohablantes. Ha sido revisada varias veces, las principales son de 1862, 1909, 1960, y 1977.

En 1782 el tribunal de la Inquisición falló que se podía traducir y publicar copias de la Biblia. Desde entonces han aparecido varias traducciones, tanto católicos como protestantes. Las versiones principales desde entonces hasta principio de este siglo son: La Biblia de Felipe Scío de San Miguel en 1793, La Biblia de Félix Torres Amat en 1824, y Versión Moderna en 1893.


Este sitio se actualiza por:
Biblia-Griega.Org. Derechos reservados.